Dutching | Guía de Apuestas

Dutching | Guía de Apuestas
Getty Images
Darío Velasco

Darío Velasco

· hace 2 mesesPulicado 22 de 04 de 2022 16:00 CEST

Mostrar Bio

Creador de contenido. Amante del deporte.

A lo largo de este artículo vamos a hablar del dutching, una de las estrategias para apostar más famosas. El punto fuerte del dutching es que nos aseguramos ganancias prácticamente todas las veces, al mismo tiempo que se puede aplicar a una amplia variedad de mercados en distintos deportes. Por lo tanto, abordaremos en qué consiste esta estrategia, la mejor forma de calcularla, pondremos un ejemplo concreto para que se entienda con facilidad y hablaremos tanto de sus ventajas como de sus inconvenientes.

¿Qué es el dutching?

El dutching es una de las estrategias para apostar más famosas, ya que nos permite tener varias opciones de ganar al repartir nuestra apuesta. La idea central del dutching en las apuestas es jugar a favor de varias posibilidades en un mismo evento deportivo, eligiendo distintas cuotas para que se multipliquen nuestras probabilidades de acierto.

Esta estrategia proviene de las carreras de caballos y viene realizándose desde hace varias décadas, pero con el tiempo se ha extendido a prácticamente todos los deportes. Eso sí, no debemos confundir el dutching con las apuestas seguras, ya que en esta ocasión se requiere de un cálculo matemático para saber cuánta cantidad de vemos apostar a cada cuota dentro de un mercado.

¿Cómo calcular el dutching?

Calcular el dutching es la parte central de la estrategia, ya que sabremos cuánta cantidad tendremos que apostar a las distintas opciones para asegurarnos una ganancia determinada. Esta fórmula matemática parece un poco complicada, pero se entiende con mucha facilidad. Además, existen varias opciones de calculadora de dutching en Internet que pueden ayudarnos en el proceso.

Lo primero que debemos hacer para calcular el dutching es sumar las probabilidades de todas las apuestas que vamos a realizar, dividiendo el total entre cada una de ellas. Este resultado lo multiplicamos por el total de dinero que vamos a postar y así obtendremos la cantidad que debemos depositar en cada apuesta.

La idea central es que logremos el mismo beneficio sin importar cuál de nuestras apuestas tenga éxito. Eso sí, es fundamental que hagamos un análisis previo del evento para saber qué apuestas realizar, ya que si no sale ninguna de nuestras opciones perderemos por completo nuestra inversión.

Ejemplo de dutching

Ahora vamos a poner un ejemplo real de dutching con una hipotética carrera de Fórmula 1, donde Lewis Hamilton y Max Verstappen llegan como favoritos. El tiempo está despejado, pero Fernando Alonso dio la sorpresa firmando el mejor tiempo en la sesión de clasificación y tiene opciones de llevarse la victoria.

Por lo tanto, apostamos 30 euros al mercado de ganador de la carrera y repartiremos nuestra apuesta entre estos tres candidatos, que tienen las siguientes cuotas:

  • Max Verstappen: 2.25
  • Lewis Hamilton: 3.55
  • Fernando Alonso: 6.70

Lo primero que tenemos que hacer es calcular las probabilidades de que ocurra este resultado:

  • Max Verstappen: 1 / 2,25 = 0,44 (44% de posibilidades)
  • Lewis Hamilton: 1 / 3,55 = 0,28 (28% de posibilidades)
  • Fernando Alonso: 1 / 6,70 = 0,14 (14% de posibilidades)

Esto hace que las opciones de acertar el ganador de la carrera sean del 86%, algo que hemos calculado sumando las posibilidades de los tres pilotos. Ahora, tenemos que saber cómo repartir nuestros 30 euros entre las tres cuotas, dividiendo la posibilidad de acertar uno de los pronósticos entre la probabilidad de acierto total.

  • Max Verstappen: 44% / 86% = 0,51
  • Lewis Hamilton: 28% / 86% = 0,32
  • Fernando Alonso: 14% / 86% = 0,16

Por último, multiplicamos el dinero que queremos apostar por estos nuevos porcentajes y sabremos cuánto tenemos que depositar en cada uno de ellos para ganar la misma cantidad siempre que acertemos con cualquiera de los tres pilotos.

  • Max Verstappen: 30 euros x 0,51 = 15,3 euros
  • Lewis Hamilton: 30 euros x 0,32 = 9,6 euros
  • Fernando Alonso: 30 euros x 0,16 = 4,8 euros

Esto hará que recibamos en torno a 34 euros con una inversión de 30 euros si acertamos uno de nuestros pronósticos, lo que supondría un beneficio de unos 4 euros.

Ventajas del dutching

La gran ventaja de dutching es que se puede aplicar a casi todos los deportes y a una gran variedad de mercados, aumentando considerablemente nuestras posibilidades de acierto si lo comparamos con una apuesta simple. Además, el cálculo se ha vuelto mucho más sencillo gracias a las calculadoras digitales, que han simplificado mucho un proceso que tampoco es demasiado complicado.

Inconvenientes del dutching

El mayor inconveniente del duching es que tenemos que hacer un buen análisis del evento para seleccionar nuestros candidatos, ya que si estos no ganan perderíamos nuestra inversión. Asimismo, al enfrentar apuestas en un mismo evento no podremos aprovechar distintas promociones u otros elementos como las apuestas combinadas.

Próximos Juegos