Que NO hacer en las apuestas deportivas

Que NO hacer en las apuestas deportivas
Riska
Darío Velasco

Darío Velasco

· hace 3 semanas

Mostrar Bio

Creador de contenido. Amante del deporte.

A lo largo de este artículo vamos a hablar de ciertas cosas que no debemos hacer en las apuestas deportivas, aportando una serie de consejos para que podamos disfrutar de este sector y lograr una cierta rentabilidad. La intención de esta actividad, especialmente cuando estamos familiarizándonos con los deportes, los mercados y las cuotas, reside en el entretenimiento, ya que tratar de potenciar los beneficios puede ser contraproducente.

Apostar solo a favor de los favoritos

Una tendencia que suele ser muy habitual al adentrarnos en las apuestas deportivas tiene que ver con apostar por el triunfo de los favoritos, algo que puede conllevar a algunos errores importantes. Por supuesto, siempre es recomendable conocer qué equipos tienen más posibilidades de ganar, pero manejar información nos puede permitir jugar con estas cuotas para buscar algún resultado sorprendente.

La idea es tener en cuenta a los favoritos, pero sin caer en la tentación de que esto signifique una victoria segura. Por ejemplo, el líder de una competición puede enfrentarse al colista, pero quizá llega con muchas bajas, ha disputado varios partidos exigentes en los últimos días, disputa el encuentro como visitante, no se juega nada o, simplemente, se confía.

En este caso, los pronósticos deportivos situarán como favorito al líder, pero la necesidad del colista a la hora de lograr un buen resultado puede suponer una cuota muy atractiva. Eso sí, es fundamental manejar toda la información posible, para tratar de predecir si llegan en una mayor igualdad de condiciones al choque. 

Hacer demasiadas apuestas combinadas

Las apuestas combinadas son uno de los grandes atractivos de las apuestas deportivas, pero no debemos caer en la tentación de acumular demasiadas cuotas con la única intención de ampliar al máximo nuestro margen de beneficios. Cuantas más cuotas combinemos, mayor será nuestra posibilidad de perder, ya que un error invalida toda la apuesta.

Por lo tanto, es importante que realicemos apuestas combinadas, pero partiendo siempre de decisiones racionales que nos ayuden a conseguir la cuota más atractiva para un riesgo moderado. Además, estas apuestas requieren un conocimiento en profundidad de diversos mercados, equipos o competiciones, por lo que es recomendable empezar con apuestas simples que se centren en ámbitos que conozcamos.

Apostar grandes cantidades al principio

Otro de los errores más comunes que no debemos hacer en las apuestas deportivas es apostar grandes cantidades al principio, pensando que los beneficios económicos son la única finalidad de esta actividad. Las apuestas deportivas son un entretenimiento, que nos permiten vivir el deporte desde otra perspectiva y disfrutar de cualquier partido con mayor expectación.

Al apostar grandes cantidades desvirtuamos la finalidad de las apuestas deportivas, al mismo tiempo que nuestras probabilidades de éxito se reducen mucho si no tenemos experiencia previa en este campo. De esta manera, es mejor invertir pequeñas cantidades y seguir una estrategia concreta, para saber qué mercados se nos dan mejor, familiarizarnos con la plataforma y perseguir objetivos de rentabilidad a medio-largo plazo.

Apostar solo por tu equipo preferido

Apostar solo por tu equipo favorito es un error muy común, ya que las apuestas deportivas son un acto racional que requieren de una preparación previa. Los impulsos no suelen tener buenos resultados, así que es mejor que dejemos de lado los sentimientos y nos centremos en las posibilidades reales en función de la información que manejemos.

Apostar siempre en determinados mercados

Uno de los mejores consejos que podemos ofrecer a la hora de empezar a apostar es centrarse en los mercados que conozcamos, pero esto no puede significar un encasillamiento. De hecho, esto se hace mientras nos familiarizamos con la plataforma y exploramos nuevos mercados, debido a que si nos limitamos a los mismos campos pasaremos por alto cuotas que pueden ser muy interesantes.

No comparar entre casas de apuestas

A pesar de que tengamos una casa de apuestas preferida, todas ellas cubren los mismos eventos y sus cuotas presentan algunas variaciones que pueden ser importantes. Por lo tanto, no apuestes sin comparar antes entre varios operadores, con la intención de saber cuál de ellos te ofrece más beneficios al realizar una apuesta.

Este aspecto tiene que ser una parte fundamental de la estrategia y no nos supone ningún tipo de coste adicional, ya que registrarse en las casas de apuestas es totalmente gratuito y se puede hacer desde cualquier dispositivo con conexión a Internet. El proceso tan solo nos llevará unos minutos, pero el beneficio puede ser sustancialmente mayor.

Apostar sin una razón sólida para ganar

No es buena idea apostar sin una razón sólida para ganar, dejándonos llevar por corazonadas o rumores. Uno de los puntos fundamentales de las apuestas deportivas tiene que ver con los datos, las cifras y una estrategia bien fundamentada, ya que aumentarán mucho nuestras posibilidades de éxito.

Apostar sin haber realizado una investigación previa

Realizar una investigación previa y tratar de reunir toda la información posible también puede marcar la diferencia a la hora de realizar cualquier apuesta, huyéndonos de la impulsividad o de una toma de decisiones rápida. Este tipo de actitudes no son rentables a largo plazo, algo que es fundamental si queremos mejorar en nuestras predicciones y conocer cada vez más aspectos de esta actividad.

Tener expectativas poco realistas

Otro error muy común tiene que ver con las expectativas, pasando por alto que las apuestas deportivas tienen la finalidad de entretenernos y forman parte del ocio asociado al deporte. Los beneficios económicos son un aderezo muy interesante, pero no la razón fundamental de esta actividad. Por lo tanto, no debemos jugar con la única intención de ganar la mayor cantidad de dinero en el menor tiempo posible, sino de conocer una actividad repleta de matices que nos permitirá vivir el deporte de una forma totalmente distinta.