¿Realmente existe la suerte? Precauciones que tomar para jugar seguro

¿Realmente existe la suerte? Precauciones que tomar para jugar seguro
AS Apuestas

AS Apuestas

Mostrar Bio

As Apuestas es la web líder en apuestas deportivas entre los grandes periódicos deportivos españoles. Además de noticias cada día, ofrece completas secciones de pronósticos y predicciones con cuotas actualizadas en tiempo real, información sobre la Quiniela y mucho más. AS Apuestas está absolutamente comprometido con el juego responsable. Solo para mayores del 18 años. 

Juego Seguro. 18+ Juega con Responsabilidad.

Las apuestas, como sucede con toda la actividad del juego, están fuertemente vinculadas al concepto popular de la suerte. Son mecanismos de comportamiento que le hacen creer al individuo que tiene algún tipo de control sobre lo que en realidad es azar, probabilidades aleatorias y mera matemática, sin ningún tipo de incidencia humana. La sociedad crea “pensamientos mágicos” que engarzan lo que sucede con muy arraigados para explicar ciertos sucesos. Quién no ha pensado alguna vez que algo malo vendrá cuando se le ha caído un espejo o no ha cruzado los dedos ante una decisión importante que le afectaba para atraer a la buena fortuna. 

La realidad es que, obvio, ninguno de esos comportamientos tiene relación alguna con los acontecimientos. Ni los evitan, ni los provocan. Las apuestas tampoco dependen de la suerte. Desmontamos creencias populares para evitar tendencias peligrosas divididas en esto siete puntos: 

  1. Los amantes de las cábalas
  2. Eventos, equipos o jugadores talismán
  3. Saber de un deporte garantiza ganancias
  4. La belleza de los números atrae la suerte
  5. Un día de suerte
  6. Jugar más atrae la suerte
  7. Los amantes del pasado

1.- Los amantes de las cábalas

Es frecuente encontrar jugadores que consideran que repetir comportamientos que se produjeron justo antes de la consecución de un buen resultado positivo (o todo lo contrario) puede servir para atraer la buena suerte o ahuyentarla. Los hay desde los que se ponen ciertas prendas de la suerte, hasta los que tratan de mimetizar cada paso para volver a ganar como aquella vez. Son costumbres que están muy arraigadas en el mundo del deporte y que se han contagiado al público. Error. Porque en las apuestas no existen patrones definidos de comportamientos capaces de atraer a la buena suerte. De ser así, de hecho, no existirían las apuestas, porque acertar sería tan sencillo como repetir siempre estos pasos y, por lo tanto, no existiría la industria. 

Las casas de apuestas recuerdan que las claves del buen juego son otras. En Betfair recuerdan a sus usuarios que la planificación de tiempo y dinero es uno de los pilares para jugar correctamente, sin riesgos y solo por diversión, no como fórmula exclusiva para ganar dinero. Y todo ello obviando, claro está, la presencia de las cábalas como elemento disruptor o favorecedor de las apuestas. 

2.- Eventos, equipos o jugadores talismán

Existe la creencia extendida de que si un usuario apuesta por un determinado equipo, jugador o evento siguiendo unos patrones la apuesta saldrá ganadora porque “da suerte”. Recientemente se ha alimentado en redes sociales que la presencia de Mendy en un once contra el FC Barcelona era sinónimo de victoria blanca por el mero hecho de que anteriormente el francés jamás había perdido como merengue ante los culés. Pero la teoría se desmontó en su realidad. Es falso. Mendy jugó y el FC Barcelona ganó la Supercopa. La probabilidad de ganar en cualquier evento es la misma que si se apuesta por la contraria. No hay talismanes posibles. 

3.- Saber mucho de un deporte garantiza ganancias

Es también uno de los mantras más repetidos e incluso respetados. Mito que insiste en que, si un usuario sabe mucho del evento apostado (tenis, fútbol, NBA…) también tendrá muchas posibilidades de acertar el resultado. Pues no. Porque el azar, los resultados de cualquier evento, están sujetos a factores aleatorios que lo condicionan y en los que nada tiene que ver otros factores. Éste es uno de los grandes alicientes del deporte esto es, que todo puede ocurrir. 

Que se lo pregunten a Medvedev cuando, en la final del Open de Australia 2022, la IA le daba un 98% de probabilidades de victoria ante Rafa Nadal después de los dos primeros sets. O al Manchester City, que en el 89’ de su partido de vuelta ante el Real Madrid también tenía un 99% de opciones de pasar de ronda. Finalmente Nadal acabó levantando su segundo trofeo en Melbourne y el Real Madrid ganó su 14ª Champions. 

4.- La belleza de los números atrae la suerte

Se trata de un mito quizá más aplicable al mundo de las loterías, que al de las apuestas, aunque también le salpica. Quién no ha escuchado alguna vez que un número jamás tocará porque es muy feo o que otro tiene más probabilidades porque es bonito. Todo falso. Porque en un sistema de probabilidades estanco como es la lotería, todos, absolutamente todos los números tienen las mismas opciones. Algo parecido le sucede a ciertos resultados deportivos que, por ser más redondos, generan más volumen de apuestas al emitir la percepción de ser más ‘bonitos’. Pero también es, de nuevo, una falsedad. 

5.- Un día de suerte

Es muy frecuente creer que la sucesión de acontecimientos positivos para una persona está vinculado a un mecanismo mágico que imbuye a quien lo goza de una suerte especial: “Hoy es mi día de suerte”. No se trata sólo de la percepción ante una buena racha, sino también incluso ante fechas. El viernes 13 (en la cultura anglosajona) o el martes 13 (en la latina) son ejemplos de esto último. Esto, sin embargo, no es cierto. No hay días de suerte, ni colores de la suerte, ni números de la suerte… Nada de todo esto influye en que un resultado u otro vaya a ser el que suceda. 

6.- Jugar más atrae la suerte

Son muchos los usuarios que creen fervientemente que la mejor manera de recuperar una apuesta es continuar apostando hasta que el dinero que se perdió retorne en forma de ganancias. Pero la realidad es que en cada apuesta la probabilidad se reinicia y lo que puede suceder es que se pierda más dinero todavía. De ahí la recomendación a fijarse un límite de dinero y tiempo para jugar. Una vez agotado, no hay que insistir porque sólo se puede caer en el riesgo de iniciar un bucle de pérdidas peligroso. 

7.- Los amantes del pasado

En los últimos tiempos, especialmente en eventos deportivos, han proliferado teorías que apuntan a que un resultado determinado se va a dar porque se repiten algunos factores que en el pasado coincidieron hasta concluir en ese resultado. Ejemplos del tipo el Atlético de Madrid va a ganar la Liga porque el último año que lo ganó, el Valladolid también subió a Primera y el Sevilla se clasificó para la final de la Europa League. 

Este tipo de ideas han ganado fuerza a través de las redes sociales, pero no son más que eso. Fantasías. Ningún acontecimiento está ligado a otro por un cordón mágico que lleva, irremediablemente, a la repetición del pasado si se repiten algunos escenarios.  

Otros Pronósticos