De Faubert a Bebeto | los seis grandes fracasos del mercado invernal en LaLiga Santander

De Faubert a Bebeto | los seis grandes fracasos del mercado invernal en LaLiga Santander
Getty Images
Jacobo Castro

Jacobo Castro

· hace 1 semana

Mostrar Bio

Graduado en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y especializado en el ámbito deportivo por la Universidad de Villanueva. Apasionado de los deportes y de las estadísticas históricas. He aprendido en la Cadena Ser, Vocento y Radio Intercoruña. 

El mercado invernal de fichajes es lo más parecido a la ruleta rusa en lo que a refuerzos se refiere. Limitado por unas características propias que lo hacen mucho menos amplio que su hermano, el mercado estival, este mes de altas y bajas en medio de la temporada es campo abonado para refuerzos frustrantes, de esos que llenan portadas al llegar, pero ninguna al salir. 

En LaLiga esta ventana de traspasos se inauguró oficialmente en 1995 con un ilustre de lujo: Cafú, uno de los mejores laterales derechos de la historia, firmó por el Real Zaragoza cedido por el Palmeiras cuando apenas se intuía lo que podría llegar a ser. El estreno fue excelente. Lástima que los sucesores del ex del Milan no fueran, en los años siguientes, tan excelsos como este campeón del mundo en 1994 y 2002. Estos son seis de los mayores fiascos invernales en la historia de LaLiga 

1.- Faubert – Real Madrid (2009)

Existe una suerte de consenso en el fútbol español de Julien Alex Thomas Faubert (conocido a secas como Faubert) lidera con varios cuerpos de ventaja el listado de fichajes más ruinosos del mercado invernal. No sólo por su nulísimo rendimiento en los seis meses que fue jugador del Real Madrid (disputó dos partidos, 53 minutos en total, a cuál más discreto), sino por las circunstancias que rodearon su incorporación al equipo de Concha Espina. 

Faubert firmó por el Real Madrid en el mercado invernal de 2009, en medio de una de las tormentas institucionales más graves que recuerda el club merengue, ésa que se llevó por delante a Ramón Calderón como presidente blanco y reabrió las puertas del Bernabéu a Florentino Pérez. Con la dictadura del Barça de Guardiola en su primer año de vigencia, el Real Madrid se lanzó al mercado invernal ávido de caras nuevas que pudieran detener la sangría. Lass o Huntelaar fueron los más sonados. Faubert, el que nadie esperaba. 

Lo incorporó Miguel Ángel Portugal, entonces secretario técnico del Real Madrid, a espaldas de Pedja Mijatovic, director deportivo merengue. Con un discreto historial en el West Ham de la Premier, Portugal creyó descubrir en él un diamante en bruto que, sin embargo, por camino perdió el sustantivo para quedarse sólo en el adjetivo. Falto de forma, con algún kilo de más y carente de la técnica que se le supone a un jugador merengue, el Real Madrid pagó 1,5 millones de euros por su cesión. Inaudito para el entonces nueve veces campeón de Europa. 

Juande Ramos, entonces preparador merengue, pronto advirtió que era un jugador pobre para el nivel exigido. De ahí que apenas jugara y sólo dejara una imagen para el recuerdo: cuando se quedó dormido en el banquillo visitante de El Madrigal (ahora estadio de La Cerámica) en lo que supuso el broche perfecto a la imagen lamentable que dejó por la capital de España. 

2.- Philippe Coutinho – FC Barcelona (2018) 

El actual jugador del Aston Villa engrosa las listas de grandes decepciones invernales de LaLiga no tanto por su calidad, como por lo que supuso su incorporación en el FC Barcelona. Coutinho aterrizó en el Camp Nou en enero de 2018 por 120 millones de euros, lo que le convierte en el fichaje más caro de la historia del Barça. Procedente de un Liverpool donde ejercía de líder, en el Camp Nou se fue apagando bajo la pesada losa de ser señalado como una suerte de heredero de Iniesta. Las consecuencias económicas de su fichaje, amén de una escasa productividad, lo han convertido en un problema serio que el FC Barcelona aún no se ha quitado de en medio pese a su cesión a la Premier. Los pronósticos de fútbol ven a su Aston Villa luchando en los últimos puestos de la clasificación. 

3.- Renaldo Lopes da Cruz – Deportivo (1997)

 Poco después de que España estrenara el mercado invernal, el campeonato sufrió un boom de incorporaciones de dudoso gusto futbolístico, muchas de ellas al calor de la Ley Bosman y el nuevo límite de extranjeros. El Deportivo de la Coruña, entonces aún Super Depor, fue uno de los conjuntos que más agitó aquellas ventanas invernales, en algunos casos con batacazos sonados. Ninguno como Renaldo, firmado en 1997 procedente del Atlético Mineiro. Con Ronaldo Nazario en pleno boom y Rivaldo deslumbrando en Coruña, este ariete no tuvo otra ocurrencia que definirse en su presentación como una mezcla de ambos, esto es, de Ronaldo y Rivaldo. El juego con su nombre no le salió bien y se convirtió en una losa. Jugó 23 partidos y marcó 5 goles antes de hacer las maletas de vuelta a Brasil. Después jugaría con algo más de éxito en Las Palmas o Lleida. Su último club en España fue el Extremadura (2002). 

4.- Dejan Petkovic – Real Madrid – (1996) 

De aquellos primeros coletazos del mercado invernal en España también es producto este jugador serbio, especialista consumado en lanzamiento de faltas que, sin embargo, jamás pudo lucir su destreza con el Real Madrid, por el que firmó en enero de 1996. Procedente del Estrella Roja, este mediapunta se convirtió en el primer fichaje invernal de la historia del Real Madrid, a donde llegó en una difícil situación deportiva. Tanto es así que aquel curso el Real Madrid no se clasificó para jugar competición continental alguna. Así era complicado triunfar. Tras un breve periodo en el Sevilla y el Racing de Santander, se marchó a Brasil para convertirse en leyenda del Flamengo y un peculiar caso de futbolista balcánico brillando allá donde no suelen brillar los europeos. Se retiró en el Flamengo a los 38 años, en 2011. 

5.- Stan Collymore – Oviedo (2001) 

El inglés Stan Collymore representa otro de los grandes fiascos invernales de LaLiga. Llegó procedente del Bradford City inglés. En la Premier fue estrella de los 90, aunque en los últimos años acusó graves problemas vinculados con la bebida. Radomir Antic, entonces entrenador de los ovetenses, fue su principal valedor pese a que en el Principado tenían dudas con su incorporación. Pasado de peso (llegó a pesar 106 kilos en su etapa ovetense), ilusionó a casi 6.000 hinchas en su presentación. Fue lo máximo que aportó a un equipo en el que jugó 71 minutos repartidos en tres encuentros hasta que un día, de buenas a primeras y sin avisar, se fue de España. Nunca más se supo de él en el Tartiere. El Oviedo descendió a Segunda a final de esa temporada. 

6.- Bebeto – Sevilla (1997) 

José Roberto Gama de Oliveira, conocido como Bebeto, conforma seguramente uno de los mejores delanteros que jamás haya pasado por LaLiga y, seguramente, el mejor en la historia del Deportivo de la Coruña. El brasileño formó parte del Super Depor que le discutió la supremacía del fútbol español al Real Madrid y el Barça. Ganador del Mundial en 1994 y finalista en 1998, tuvo un breve paso por otro conjunto español sin el éxito y brillo que atesoró en Riazor durante las cuatro temporadas que fue blanquiazul. En 1997, y tras haber jugado seis meses de 1996 en el Flamengo, retornó a España para jugar con el Sevilla. Debutó con derrota contra el Real Madrid y apenas pudo disputar más encuentros debido a la grave crisis económica que atravesaron los sevillistas, que incapaces de mantener sus emolumentos, lo vendieron solo dos meses después al Vitoria de Bahía también animados por sus constantes problemas físicos. Bebeto no marcó ni un solo gol con su nuevo equipo, por el que pasó como una promesa de gloria truncada.