El expediente más X del Atleti: 10 fichajes que nunca llegaron a debutar

El expediente más X del Atleti: 10 fichajes que nunca llegaron a debutar
Getty Images
Jacobo Castro

Jacobo Castro

· hace 1 semanaPulicado 04 de 08 de 2022 12:42 CEST

Mostrar Bio

Graduado en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y especializado en el ámbito deportivo por la Universidad de Villanueva. Apasionado de los deportes y de las estadísticas históricas. He aprendido en la Cadena Ser, Vocento y Radio Intercoruña. 

Juego Seguro. 18+ Juega con Responsabilidad.

Ya sea por la necesidad de adelantarse a otros grandes en el tema de fichajes o por invertir a futuro con el objetivo de revender o tal vez por usarlos como moneda de cambio lo cierto es que no es nuevo el que algunos clubes incorporen futbolistas a sus plantillas que luego no llegan ni a debutar. Uno de ellos es el Atlético de Madrid.

Nahuel por Nehuén: Más que un juego de palabras

Desde la salida de Trippier en el pasado mercado de fichajes de invierno el Atlético de Madrid andaba cojo en su lateral derecho. Ni la llegada de Wass, lesionado en el primer encuentro y sin confianza para ocupar ese puesto, ni la reconversión de Llorente a carrilero donde perdía su potencial y ni siquiera el pundonor de Vrsaljko, convencieron al Cholo que pidió un defensa derecho. Nahuel Molina, el deseado por Simeone, llegó a cambio de 20 millones de euros al Udinese, más Nehuén Pérez sobre el que el Atleti se guarda una opción de recompra. El central fichado por 2.5 millones en 2018 procedente de Argentinos Juniors nunca llegó a jugar un partido oficial con el club rojiblanco. Cambio de cromos con casi idéntico nombre y posiciones. 

Moreira, Lecomte y el caso más bizarro de todos 

André Moreira recaló en el Atlético de Madrid en 2014 si bien era presentado en 2016 como apuesta de futuro para una portería bien ocupada por Oblak y Moyà, pero lo cierto es que durante un lustro en el que estuvo adscrito al conjunto colchonero no disputó ni un encuentro acabando jugando cedido hasta en cinco equipos. Peor fue para Benjamin Lecomte que solo tenía la competencia de un guardameta (no dos como Moreira)… pero qué portero: Jan Oblak, quien no le dejó ni la Copa, destinada en los últimos tiempos para los porteros suplentes. Se fue al Espanyol sin haber disputado un solo minuto pero con una tarjeta amarilla en su haber por protestar desde el banquillo frente al Getafe. El caso más bizarro posible.

Diogo Jota, un mal negocio del Atlético

La ahora estrella del Liverpool era una joven promesa que deslumbraba en Portugal y sobre el que el Atlético de Madrid se adelantó a otros equipos punteros del continente para ficharlo. Pagó 8 millones de euros pero inmediatamente fue cedido al Oporto. De ahí al Wolverhampton, por 12 millones de euros al año siguiente quien sí tuvo paciencia, le formó, le dio partidos y le sacó 50 millones de euros para venderlo al Liverpool donde la temporada pasada anotó 21 goles siendo titular indiscutible.

Demichelis, 5 millones por mantenerle 50 días como rojiblanco

En el lado opuesto a Diogo Jota, el de Martín Demichelis. El Atlético de Madrid fichó al central argentino del Málaga sin coste alguno y tras 50 días de pretemporada en sus filas, lo vendió al Manchester City por 5 ‘kilos’. En su primera temporada de citizen firmó un doblete pero su importancia se fue apagando hasta acabar terminando sus días de futbolista en el Málaga, donde había emergido como gran figura.

Micael, el fichaje forzoso para que llegase Falcao

Falcao fue el gran fichaje de la temporada 2011-12 pero llegó acompañado – de manera forzada – por Rubén Micael. El portugués, representado también por Jorge Mendes, entró en la operación de forma ‘obligada’ pero nunca llegó a jugar con el Atlético de Madrid que lo cedió al Zaragoza para acabar siendo traspasado al Braga perdiendo el Atleti 3 ‘kilos’ en la operación. Desde entonces, Israel, China y Portugal fueron su peregrinar por el fútbol.

Jonny, obligado a irse para poder inscribir a Morata

Joven, polivalente, internacional y con proyección… pero como los anteriores, sin poder debutar como rojiblanco. Cedido al Wolverhampton en su primera temporada la idea fue repescarle pero la necesidad de aligerar la masa salarial para poder inscribir a Morata hizo que el excéltico pasara por el Manzanares sin pena ni gloria.

Santos Borré, Velázquez o Nico Ibáñez, tres fichajes fantasmas más

Los casos de Santos Borré, Emiliano Velázquez o Nicolás Ibáñez son parecidos. Los tres fueron fichados por el Atlético de Madrid y sin haber disputado minuto oficial alguno acabaron yéndose. Villarreal, River y Eintracht, como verdugo del Barça es el bagaje del colombiano. Getafe, Braga, Rayo Vallecano, Santos y Juárez ha sido el recorrido de un central que prometía pero que nunca tuvo hueco. Lo mismo que Nico Ibáñez que del Atlético San Luis, club ‘hermano’ de los colchoneros acabó en el Pachuca donde ha firmado buenas actuaciones. Todos ellos son 10 de los fichajes que nunca debutaron en el Atlético de Madrid en este nuevo fútbol demasiado extraño. 

Próximos Juegos