Lewandowski, bajo la maldición 'Luis Suárez' en el Barça

Lewandowski, bajo la maldición 'Luis Suárez' en el Barça
Getty Images
Jacobo Castro

Jacobo Castro

· hace 1 semanaPulicado 05 de 08 de 2022 10:33 CEST

Mostrar Bio

Graduado en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y especializado en el ámbito deportivo por la Universidad de Villanueva. Apasionado de los deportes y de las estadísticas históricas. He aprendido en la Cadena Ser, Vocento y Radio Intercoruña. 

Juego Seguro. 18+ Juega con Responsabilidad.

Soñó con jugar en el Real Madrid de joven, pero acabó fichando por el Barcelona para cumplir con su objetivo de adulto. Tras demostrar sus dotes de goleador en el Bayern, convirtiéndose en uno de los mejores de la última década, recaló en el Barça en el mercado de fichajes veraniego tras muchos meses de negociación.

Pero a Robert de momento se le atraganta el gol. No ha podido mandar el balón al fondo de la portería en ninguna de las ocasiones que ha gozado para el efecto. Ni ante el Real Madrid en su ansiado debut donde no aprovechó los 45 minutos de que dispuso, ni ante la Juventus en los 62 minutos en los que estuvo sobre el césped y tampoco ante el New York Red Bull en 73 minutos sobre el verde norteamericano. En total 180 minutos sin ver portería y eso para un ariete acostumbrado a marcar hasta en los entrenamientos se hace raro.

Suárez, otro pistolero sin pólvora al comienzo

Hay muchos que comparan a Lewandowski con Luis Suárez y hablan de sus similitudes como pistoleros del área. Lo cierto es que el uruguayo tardó 407 minutos en poder marcar su primer gol con la camiseta del Barcelona generando cierta ansiedad, esa que tienen los grandes goleadores cuando el balón no les entra. Ni en el Gamper, ni en los encuentros frente a Real Madrid, Celta, Ajax Almería o Sevilla. Tuvo que esperar a la segunda jornada de la Champions League para cantar gol con la camiseta azulgrana, algo que llegó en el minuto 27’ ante el Apoel.

Pero a buen seguro que Lewandowski, como le ocurriese a Suárez, una vez que destape la caja de los truenos firmará un buen puñado de tantos. De hecho, el charrúa acabó acumulando 198 tantos a lo largo de las seis temporadas que jugó en el Camp Nou convirtiéndose en el tercer máximo anotador de la historia del Barcelona. 

Lewy, a meterse en el Top-10 de goleadores históricos

El oficio de Lewandowski es el de meter goles. Así lo atestiguan los 563 tantos en 776 partidos, lo que equivale a 0.73 dianas por encuentro, algo que le sitúa como el duodécimo máximo convertidor de todos los tiempos. Tiene a 57 goles a Eusebio, el portugués, que cierra el Top-10 de goleadores históricos y ha firmado tres años (más uno adicional), por lo que seguramente no solo se quede cerrando el Top-10 y sigue escalando posiciones. 

  1. Cristiano Ronaldo – 815 goles en 1.122 partidos (0.73 tantos por encuentro)
  2. Bicam – 805 goles en 530 partidos (1.52 tantos por encuentro)
  3. Messi – 770 goles en 975 partidos (0.79 tantos por encuentro)
  4. Pelé – 767 goles en 812 partidos (0.94 tantos por encuentro)
  5. Romario – 744 goles en 963 partidos (0.77 tantos por encuentro)
  6. Puskas – 741 goles en 746 partidos (0.99 tantos por encuentro)
  7. Muller – 735 goles en 793 partidos (0.93 tantos por encuentro)
  8. Jimmy Jones – 647 goles en 614 partidos (1.05 tantos por encuentro)
  9. Lenstra – 645 goles en 650 partidos (0.99 tantos por encuentro)
  10. Eusebio – 620 goles en 648 partidos (0.96 tantos por encuentro)
  11. Ibrahimovic – 572 goles en 982 partidos (0.58 tantos por encuentro)
  12. Lewandowski – 563 goles en 776 partidos (0.73 tantos por encuentro)

Sus competidores en la delantera ya han mojado

Aunque Lewandowski es el fichaje de relumbrón y se presume como titular indiscutible en el Barcelona, lo cierto es que Xavi tiene mucho y bueno donde elegir.  Raphinha marcó ante el Real Madrid y el Inter Miami, Dembélé firmó un doblete frente a la Juventus, otro ante el New York Red Bull y el Inter Miami. Depay firmó una diana como Ansu Fati ante el Inter Miami y Aubameyang hizo lo propio ante el equipo estadounidense y frente al Olot. En total 12 goles con cinco arietes viendo puerta. 

El gol llegará, con que le vaya la mitad de bien que a Luis Suárez, con el que comparte ese síndrome del recién llegado al que se le atraganta el gol, hará vibrar al Camp Nou. Ganar títulos y por qué no, ser Pichichi, los objetivos del pistolero polaco. 

Próximos Juegos