Un espejo de milagros para el Levante | Las últimas salvaciones increíbles en LaLiga

Un espejo de milagros para el Levante | Las últimas salvaciones increíbles en LaLiga
Getty Images
Jesús Jiménez

Jesús Jiménez

· hace 4 mesesPulicado 21 de 01 de 2022 13:47 CEST

Mostrar Bio

Periodista formado en la Universidad Pontificia de Salamanca. El deporte siempre ha sido mi pasión desde pequeño, y en especial siempre me ha interesado el fútbol y el tenis. En el año 2017 me especialicé en Periodismo Deportivo en la Universidad de Villanueva de Madrid. 

Juego Seguro. 18+ Juega con Responsabilidad.

El Levante vive con la agonía lastrando sus piernas. Como si los nervios se midieran en kilos que, para este histórico del fútbol español, ya parecen toneladas. Pero en el fútbol siempre hay espacio para la fe. También para la esperanza. Depende de la matemática y de que la pelotita entre. Sucedió en su último partido, un triunfo ante el Mallorca (2-0) que estrenó el casillero de victorias ligueras este curso y puso fina una racha de cuatro derrotas consecutivas. 

Pese a ello, con sólo once puntos y a siete de los puestos de salvación (pero con un partido menos), los granota ejercen en un farolillo rojo (casi) inconsolable. Pero es ahí, en ese casi, donde reside la magia del balompié. Mientras la matemática no diga lo contrario, hay opciones de salvación. También espejos de otros equipos en los que fijarse para que Orriols sueñe con la remontada. Estos son los más destacados.

Real Zaragoza temporada 2011-2012

Aquella temporada el Zaragoza era carne de segunda. La putrefacción futbolística de los maños apestaba ya en la misma jornada 21 en la que nos encontramos en la actual temporada. Sumaban los blanquillos apenas 12 puntos y vivían a 11 de los que marcaban entonces la salvación. Nadie daba un duro por ellos hasta que Manolo Jiménez se hizo con las riendas del equipo y obró la salvación definitiva. Un sprint final épico y de récord en la segunda vuelta (31 puntos) obró una salvación dos puntos por encima del descenso con 43 puntos en total. La más grande remontada que jamás se haya visto en el pozo en la historia de LaLiga (y con tres puntos en juego por partido). 

Espanyol temporada 2003-2004 

También aquel equipo perico logró una remontada épica que, en números, cuadra con la situación actual del Levante, ésa que los pronósticos también ven muy complicada. En aquella temporada los blanquiazules estaban en esta jornada 21 con 13 puntos, también a siete de los puestos de la salvación. De la mano de Luis Fernández (el curso lo comenzó Javier Clemente), se obró una segunda vuelta para la épica que, tras nueve victorias y dos empates, permitió al equipo sumar 43 puntos y acabar salvando la categoría con solvencia y sin apuros. 

Real Sociedad temporada 2000-2001 

Dos años antes de que los txuri-urdines le disputaran LaLiga al Real Madrid, el equipo de Anoeta rozó un descenso a Segunda que salvó John Benjamin Thosack. Fue, quizá, su último servicio a la causa realista, suficiente para mantener su mito bien alto en Donosti. Aquella temporada la Real Sociedad estaba a seis puntos de la salvación (tenía 18) cuando se alcanzó la jornada 21. Cuatro fechas antes el galés aterrizó en su banquillo. Su buen rush final de campeonato le permitió sumar 43 puntos y acabar dos por encima del pozo. 

Real Zaragoza temporada 1996-1997 

De nuevo vuelve el Real Zaragoza a escena para protagonizar una gran remontada con truco. Porque sí, aquel equipo maño tenía 15 puntos cuando se disputó la jornada 21 y fondeaba la clasificación (junto con el Extremadura) a siete de los puestos de salvación. También con una remontada para el recuerdo, el cuadro de La Romareda logró sumar 50 puntos y evitar el descenso. Sucede que aquel campeonato, sin embargo, se jugó con cuatro jornadas más. Fue aquella una de las campañas con 22 equipos en la élite, lo que dio mayor margen a salvaciones épicas. 

Valladolid temporada 1995-1996 

Algo similar le pasó al Valladolid de Rafa Benítez que, en la temporada 95-96, también salvó el pellejo en la recta final de un campeonato, eso sí, con 22 equipos. Fue precisamente el verano de 1995 cuando se adoptó la medida de aumentar el número de equipos del campeonato para evitar el descenso administrativo de Sevilla y Celta de Vigo por impagos. Además, también fue aquel el primer curso en el que las victorias valían tres puntos. Pese a todo, el mérito pucelano está ahí. El equipo sumaba 14 puntos en la jornada 21, a siete de la salvación. Finalmente terminó con 47 puntos, tres por encima del pozo.

Próximos Juegos