Diario As
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Bundesliga

Las cuatro claves que explican el éxito de Xabi Alonso en el Bayer Leverkusen

Poco más de un año después de su llegada al Bayer Arena, el equipo ha pasado de fondear los puestos de descenso a pelearse con el Bayern en la cabeza.

AS Apuestas
Actualizado a
Grimaldo y Xabi Alonso.
RONALD WITTEKEFE

El Bayer Leverkusen de Xabi Alonso es serio candidato a ganar la Bundesliga. Este titular, leído hace un año, sonaba a broma pesada. A universo paralelo. El 30 de septiembre de 2022, cuando terminó la 8ª jornada, los entonces dirigidos por el hispano-suizo Gerardo Seoane eran penúltimos del torneo con sólo cinco puntos. En puestos de descenso.

El club cesó a Seoane y fichó a Alonso en una apuesta arriesgada del Tolosarra, que abandonaba su zona de confort en la Real B para coger a un grande herido con riesgo de perder la categoría. Fue entonces cuando llegó una revolución que, la temporada, pasada, dejó al equipo en puestos europeos (sexto) y que en la actual le permite pugnar con el Bayern de Múnich por la primera posición.

De hecho, en una hipotética clasificación anual de todo 2023, el Leverkusen sería tercero a sólo cuatro puntos del líder, el Borussia Dortmund. Sucede que el Bayer estrenó año a siete puntos de los del Rühr y a 14 del Bayern. Tal es la dimensión de la hazaña de Alonso. En los pronósticos deportivos de Betfair, es el segundo favorito a ganar el título con una cuota de 4.00 que amenaza el bipartidismo germano. Desde 2008 (Wolfsburgo) ningún equipo que no sea Bayern o Borussia ha ganado la Bundesliga.

Un éxito, que se basa en cuatro claves fundamentales que explican, mezcladas entre sí, por qué este equipo es uno de los mejores de Europa y, además, convierten a su entrenador en futurible para los mejores banquillos del continente. Entre ellos, el del Real Madrid, visto que el caso Ancelotti se debate (todavía) entre Brasil o la continuidad.

Cambio de sistema

Lo primero que hizo Xabi Alonso nada más llegó a Leverkusen fue modificar el sistema de juego para abrazar la defensa de cinco, con tres centrales, como principal mecanismo. La fórmula anterior era un 4-4-2. ¿Qué pretendía Xabi? ¿Mejorar en defensa? Sí… y no. Con este método, a veces maridado con cuatro medios, en ocasiones con sólo tres, Xabi creó una red de apoyos que, además, le permitía adelantar líneas.

Uno de los problemas que tenía el anterior Bayer es que el sistema mixto de marcajes creaba grandes espacios a las espaldas que, además, aculaban la defensa. Ahora se puede mantener este sistema con mejores apoyos y la garantía de adelantar líneas sin riesgos. Además, Xabi ha creado jugadores con roles dobles que, en la salida de balón, mutan sus posiciones. Los carrileros, por ejemplo, ejercen de extremos y los medios, en ocasiones, casi de delanteros.

Éxito con balón

No podía ser de otra forma. Con Xabi Alonso en la plantilla, el gusto por el balón y un trato continuado de la pelota se ha convertido en una de las señas de identidad de este equipo que no duerme en posesiones eternas, pero que sí gusta de buscar más cariño en el manejo del esférico para encontrar huecos y lanzar a sus jugadores más veloces. No obstante, el Bayer es, detrás del Bayern de Múnich, el equipo con más posesión del campeonato con un 60% de pelota, muy cerca de los bávaros, que la acaudillan en un 63%. La temporada pasada el equipo de Xabi Alonso apenas superó el 52% de media en todo el campeonato.

Mentalidad ganadora

También ha sido clave una modificación de discurso. Xabi Alonso ha instaurado en el Bayer Arena un lenguaje mucho más ambicioso que, sin salirse del carril de la humildad, el trabajo y la constancia, dibuja metas mayores que las que tenía con su anterior técnico. “Tenemos una idea bastante clara del fútbol que queremos jugar”, repitió recientemente Xabi Alonso en una entrevista. Idea firme que ya implantó desde el primer día que llegó al equipo. En aquella rueda de prensa el tolosarra afirmó estar “entusiasmado”, con el reto de entrenar a un equipo que en aquel momento zozobraba. Esa mentalidad siempre vencedora es la que aplauden en un club al que ha cambiado la mentalidad para devolverle a glorias pasadas.

Jugadores por el cambio

También ha sido importante en el efecto Xabi Alonso la aportación de algunos de sus jugadores, mutantes de una imagen que, la temporada pasada, era totalmente distinta a la que ahora muestran bajo la batuta del técnico español. En ese grupo destacan varios, algunos fichajes con la firma de Xabi. Como el caso de Xhaka. El medio suizo-kosovar ex del Arsenal ha ingresado en la medular del Bayer como un reloj perfecto que marca el tempo de la máquina germana.

El ritmo y la velocidad lo inyectan Grimaldo, un fichaje veraniego del Bayer que, tras su paso por el Benfica (se crío en las inferiores del Barça) ha revolucionado el Bayer. Es uno de los máximos goleadores del equipo (siete dianas lleva) pese a ser lateral izquierdo. Su temporadón lo ha llevado ya a ‘La Roja’. Boniface (siete goles) o Hofmann (cinco) son también algunos de los nombres destacados en este Bayer de jugadores brillantes, pero sobre todo de plan global brillante. Buena prueba de que la estrella, en este caso, reside en el banquillo. Y se llama Xabi Alonso.

Sigue el canal de Diario AS en WhatsApp, donde encontrarás todas las claves deportivas del día.

Juego Seguro. 18+ Juega con Responsabilidad

Normas