Diario As
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Juego Responsable

Cómo saber si se ha cruzado la línea roja del juego y cómo evitarlo

La Administración ofrece mecanismos para que los usuarios de operadores de juego puedan testar su manera de ejercer la actividad y evitar tendencias peligrosas.

AS Apuestas
Actualizado a
Getty Images
Getty Images

La Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) ha desarrollado un mecanismo que permite a los usuarios de los operadores de juego detectar si su forma de jugar es correcta o si, por el contrario, está cayendo en tendencias peligrosas que puedan afectar a su comportamiento o incluso derivar en problemas patológicos.

Entre estos tests, fórmulas de preguntas que, en función de cuáles sean las respuestas, derivan en resultados útiles para los usuarios. En todo caso, las autoridades recuerdan que el mandamiento fundamental a la hora de jugar es divertirse. Nunca se debe tener como motivación el beneficio económico. Esta norma debe regir el resto de dudas vinculadas cómo el ciudadano juega.

Las tres preguntas básicas

Entre estos mecanismos de ayuda, se incluyen tres dudas básicas que, respondidas con honestidad, ayudan al usuario a detectar lo adecuado o inadecuado de estos comportamientos. Son:

  • ¿Crees que tienes o has tenido alguna vez problemas con el juego?
  • ¿Has intentado alguna vez dejar de jugar y no has sido capaz de ello?
  • ¿Has cogido alguna vez dinero de casa/trabajo para jugar o para pagar deudas?

En caso de que las respuesta a alguna de estas dudas sea sí, la Administración ofrece una serie de consejos básicos para evitar caer en una forma de juego compulsiva. En todo caso, se recuerda que acudir a los profesionales es la mejor forma de cortar de raíz problemas mayores.

Entre estos consejos están:

-Establecer un límite de tiempo para jugar y retirarse en el plazo que se haya estipulado con antelación independientemente de que se esté ganando o perdiendo.

-Esperar perder. Las probabilidades de ganar no son mayores que las de perder. La estadística es clara, y aunque se haya repetido en muchas ocasiones consecutivas una victoria, las probabilidades de que la siguiente partida se pierda es idéntica a la de ganar. De ahí que el resultado anterior nunca puede condicionar la expectativa del siguiente.

-Establecer reglas personales y ajustarse a ellas. El respeto propio hacia estas normas es fundamental para evitar problemas. Además, la Administración recuerda que una de las primeras señales para detectar problemas es la de reclamar prestado para jugar o prestar a otros para jugar.

Juego Seguro. 18+ Juega con Responsabilidad.